Site Selector

You are now leaving lundbeck.com. Please note that the information contained in the site you are linking to may not be fully compliant with regulatory environment and that product related information should be checked against the corresponding consumer medicine information or by asking your doctor. Any information provided should be discussed with your health care professional and does not replace the advice and treatment of your doctor. We hope you will visit us again soon.

Ir a

Cancelar

Depresión

Conocer la depresión

La depresión es una enfermedad psiquíatrica asociada a síntomas como la tristeza, pérdida de placer, pérdida de energía, dificultad para concentrarse y pensamientos suicidas.

Depresión

La depresión es una enfermedad psiquíatrica común asociada a un amplio espectro de síntomas afectivos, cognitivos y físicos.1 Posiblemente las
personas con depresión no tengan control sobre sus estados de ánimo o sus sentimientos, y tiendan a sentirse deprimidas casi todo el tiempo. Por ello, pueden tener problemas para mantener el trabajo, seguir con los estudios y/o mantener la vida familiar y la actividad social.

La depresión puede afectar a cualquiera, pero varios factores sociales y biológicos pueden aumentar el riesgo de que una persona desarrolle este trastorno. Además, experiencias estresantes como la enfermedad, el desempleo o la pérdida de un ser querido pueden desencadenar la enfermedad en algunas personas.

Algunos datos sobre depresión

La depresión, una de las enfermedades a las que Lundbeck dedica mayor atención, es una enfermedad asociada a una serie de síntomas como la tristeza, la pérdida de energía y los pensamientos suicidas.1

La depresión también puede conllevar otros síntomas como problemas cognitivos, incluyendo dificultad de memoria y concentración. 1 Los síntomas cognitivos de la depresión pueden pasar desapercibidos, tanto para los médicos como para los pacientes. 2

Síntomas de la depresión

La depresión afecta a las personas de diferentes maneras, pero supone algo más que "sentirse deprimido" un tiempo limitado. Debido a los cambios
químicos en el cerebro, estos síntomas pueden persistir durante semanas, meses o años. La depresión se manifiesta con una combinación de tres grupos de síntomas: afectivos, cognitivos y físicos.

 

Síntomas afectivos:  los síntomas afectivos como la tristeza, los sentimientos de desesperanza y la ansiedad son quizás los que tradicionalmente se asocian más con la depresión.1

 

Síntomas físicos: los síntomas físicos de la depresión son muy variados y pueden incluir problemas de sueño, apetito y peso, disfunción sexual y dolores de cabeza; todos los cuales son muy angustiantes para los pacientes.1

 

Síntomas cognitivos: los síntomas cognitivos afectan a la atención, la memoria, la toma de decisiones y la velocidad de pensamiento, lo que puede tener consecuencias especialmente negativas en la actividad diaria, afectando al trabajo o al rendimiento académico.2 Las investigaciones también han observado que los síntomas cognitivos, como los problemas de concentración, el olvido o la indecisión, aparecen hasta un 94% de veces durante los episodios de depresión.3 Incluso en los pacientes considerados en remisión, los síntomas cognitivos estaban presentes en un promedio de 39 a 44% veces.3

300 millones

de personas en todo el mundo se estiman que viven con depresión4

65%

de los pacientes con depresión calificó su enfermedad como seriamente incapacitante6

1 de 10

personas han tenido una baja laboral por depresión5


Síntomas a tener en cuenta:

 

  • Sentirse indefenso o desesperado 
  • Sentimientos de odio hacia sí mismo 
  • Pérdida de energía
  • Pérdida de interés en las actividades diarias
  • Cambios de apetito o de peso
  • Cambios en el sueño (por exceso o defecto)
  • Problemas de concentración
  • El pensamiento recurrente de la muerte 

Epidemiología e impacto

La depresión se da en todas las partes del mundo, en todos los grupos de edad y de todos los orígenes sociales, tanto en hombres como en mujeres. La depresión suele aparecer por primera vez en personas de 20 a 25 años de edad.4 Las estimaciones de prevalencia varían mucho, pero en la mayoría de los países, entre el 8% y el 12% de la población padecerá depresión a lo largo de su vida.4  

La Organización Mundial de la Salud considera actualmente que la depresión es la principal causa de discapacidad en el mundo.5 Un estudio reveló que
hasta el 65% de las personas con depresión calificaron su enfermedad como altemente incapacitante.6

Diagnóstico y cuidado

Cualquier persona que piense que ella o sus más allegados puedan estar experimentando síntomas de depresión, deberían acudir a su médico para pedir ayuda y consejo. La depresión puede ser diagnosticada por un médico, quien le preguntará sobre los síntomas, la vida cotidiana y los antecedentes familiares. Existen numerosas escalas de evaluación que también pueden utilizarse para identificar los síntomas y la gravedad de la depresión. Una vez realizado el diagnóstico, se suele recomendar una serie de terapias que incluyen medicación, psicoterápia, apoyo social, ejercicio y técnicas de autoayuda.

 

El apoyo de amigos o de miembros familiares es una pieza importante del tratamiento. Se recomienda encarecidamente a toda persona cercana a alguien con depresión, que les ayuden a buscar ayuda y que permanezcan a su lado una vez se haya dado este paso inicial.

  1. American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders, 5th edition (DSM-5). Washington, D.C.: American Psychiatric Association; 2013.
  2. Hammar Å, Årdal G. Cognitive functioning in major depression – a summary. Front Hum Neurosci 2009; 3: 26.
  3. World Health Organization. Depression fact sheet. 2020. Available at https://www.who.int/en/news-room/fact-sheets/detail/depression. Accessed January 2020.
  4. Conradi HJ, Ormel J, de Jonge P. Presence of individual (residual) symptoms during depressive episodes and periods of remission: a 3-year prospective study. Psychol Med 2011; 41 (6): 1165–1174.
  5. Andrade L, Caraveo-Anduaga JJ, Berglund P, et al. The epidemiology of major depressive episodes: results from the International Consortium of Psychiatric Epidemiology (ICPE) Surveys. Int J Methods Psychiatr Res 2003; 12 (1): 3–21. Erratum in: Int J Methods Psychiatr Res 2003; 12 (3): 165.
  6. Kessler RC, Aguilar-Gaxiola S, Alonso J, et al. The global burden of mental disorders: An update from the WHO World Mental Health (WMH) Surveys. Epidemiol Psichiatr Soc 2009; 18 (1): 23–33.
  7. Wang PS, Aguilar-Gaxiola S, Alonso J, et al. Use of mental health services for anxiety, mood, and substance disorders in 17 countries in the WHO world mental health surveys. Lancet 2007; 370 (9590): 841–850.

  1. American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders, 5th edition (DSM-5). Washington, D.C.: American Psychiatric Association; 2013.
  2. Conradi H, Ormel J, De Jonge P. Presence of individual (residual) symptoms during depressive episodes and periods of remission: A 3-year prospective study. Psychol Med 2011; 41(6): 1165-1174.
  3. Andrade L, Caraveo-Anduaga JJ, Berglund P, et al. The epidemiology of major depressive episodes: Results from the International Consortium of Psychiatric Epidemiology (ICPE) Surveys. Int J Methods Psychiatr Res 2003; 12(1): 3–21. Erratum in: Int J Methods Psychiatr Res 2003; 12(3): 165.
  4. IDEA: Impact of Depression at Work in Europe Audit Final report. Ipsos Healthcare. October 2012.
Ruth Joseph living with Depression and anxiety

Una oruga refugiada bajo una hoja

Más acerca de Lundbeck

Nuestra historia

Una larga historia de éxito ha llevado a Lundbeck a donde está hoy.

Investigación y Desarrollo  

Nuestro foco reside en I+D de nuevos y mejores tratamientos.

Recuperar la salud del cerebro



Qué significa la salud mental
para Lundbeck.