Trastornos del humor

Las personas que sufren trastornos el humor presentan cambios preocupantes en sus sentimientos y emociones, que dificultan continuar realizando sus actividades habituales. La depresión y la ansiedad son trastornos del humor frecuentes en la población general.

La depresión es una enfermedad grave que se asocia a síntomas como la melancolía, la pérdida de energía, la dificultad de concentración y los pensamientos suicidas.

Introducción a la depresión

La depresión es una patología médica frecuente, que se asocia a una amplia variedad de síntomas emocionales y físicos. Estos síntomas pueden tener un impacto importante  en la vida diaria. Las personas con depresión no pueden controlar su humor o sus sentimientos y suelen tener un bajo estado de ánimo casi siempre. Por consiguiente, pueden tener problemas para conservar el puesto de trabajo, continuar los estudios o mantener la vida familiar y las relaciones sociales.

La depresión puede afectar a cualquier persona, pero algunos factores sociales y biológicos incrementan el riesgo de desarrollar la enfermedad. Además, las experiencias estresantes como por ejemplo una enfermedad, el desempleo o el duelo pueden desencadenar la enfermedad en algunas personas.

Síntomas

La depresión puede afectar a las personas de diferentes maneras, pero es algo más que "sentirse depre" durante un corto periodo. Debido a los cambios químicos que se producen en el cerebro, las personas con depresión pueden presentar sentimientos de tristeza y ansiedad de larga duración, dolores inexplicables, sueño de mala calidad y falta de interés y energía. Estos síntomas pueden persistir durante semanas, meses o años.

En los casos más graves, la depresión provoca pensamientos suicidas y autolesiones.

Estadísticas

La depresión está presente en todo el mundo y aparece en personas de todos los grupos de edad y orígenes sociales, tanto hombres como mujeres. Típicamente, la depresión aparece en personas de 20–25 años de edad.

Las estimaciones de prevalencia difieren mucho pero, en la mayoría de países, entre un 8 y un 12% de las personas sufrirán una depresión a lo largo de la vida.

En la actualidad, la Organización Mundial de la Salud considera la depresión como una de las patologías más debilitantes en todo el mundo, y la depresión grave se incluye en la misma categoría de discapacidad que el cáncer terminal. La depresión es la enfermedad que produce mayor carga en los países desarrollados. Los resultados de un estudio indicaron que un 65% de las personas con depresión están gravemente discapacitadas.4 A pesar de ello, muchas personas con depresión continúan sin tratamiento.

Diagnóstico y tratamiento

Es muy importante que las personas que presentan síntomas de depresión soliciten consejo profesional.
El médico puede diagnosticar una depresión interrogando al paciente sobre sus síntomas, vida diaria y antecedentes familiares. También se puede practicar una exploración física para excluir otras patologías. Una vez realizado el diagnóstico, normalmente se recomienda una combinación de diferentes terapias, que incluyen la medicación, el consejo, el apoyo social, el ejercicio y las técnicas de autoayuda.
El soporte de amigos y/o de un familiar es también una parte importante del tratamiento. Las personas próximas a la persona deprimida pueden animarla a buscar ayuda y ofrecer un refuerzo positivo una vez establecido el tratamiento.

Bibliografía

1. American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, fourth edition, text revision, DSM-IV-TR. Washington, DC: 2000.

2. Andrade L, Caraveo-Anduaga JJ, Berglund P, et al. The epidemiology of major depressive episodes: Results from the International Consortium of Psychiatric Epidemiology (ICPE) Surveys. Int J Methods Psychiatr Res 2003; 12(1): 3–21. Erratum in: Int J Methods Psychiatr Res 2003; 12(3): 165.

3. World Health Organization. The Global Burden of Disease: 2004 Update. Available at www.who.int/healthinfo/global_burden_disease/2004_report_update/en/index.html (accessed 6 September 2011).

4. Kessler R, Aguilar-Gaxiola S, Alonso J, et al. The global burden of mental disorders: An update from the WHO World Mental Health (WMH) Surveys. Epidemiol Psychiatr Soc 2009; 18(1): 23–33.

Está a punto de abandonar www.lundbeck.com.ve