Trastorno bipolar

Todos tenemos cambios del humor pero cuando esta situación impacta desfavorablemente en el día a día, probablemente es debido a que algo no funciona correctamente en el cerebro.

Gente en la calle

El trastorno bipolar (TB) es una enfermedad del sistema nervioso central, clínicamente dominado por la presencia de síntomas en la esfera afectiva (polo positivo: euforia, polo negativo: tristeza).1 El paciente manifiesta cambios en su comportamiento, pensamiento y sentimientos.

La presencia e intensidad de estos síntomas impacta en la funcionalidad del individuo y por supuesto en su calidad de vida. Se trata de una enfermedad compleja, multicausal y por lo tanto, el abordaje es multidisciplinario, presentándose como episodios afectivos (depresión o mania-euforia) con intervalos de eutimia.1

Si bien no existe una única causa para esta enfermedad, tal como ocurre con muchas de tipología crónicas, se conoce que factores genéticos, ambientales, estructurales y funcionales del sistema nervioso central están implicados.

Síntomas

  • Episodio maníaco

Se caracteriza por la presencia de un humor hacia el polo positivo; esto se manifiesta como alegría, euforia o hiperexcitación, asociados con un aumento de la energía y de la actividad. El pensamiento tiende a estar acelerado, expresado por un lenguaje rápido, con contenido optimista e ideas de grandeza, pudiendo haber síntomas delirantes y alucinatorios con contenido coherente con el humor. El paciente necesita dormir menos, y experimenta hipersexualidad e impulsividad. Tres de estos síntomas deben presentarse en el mismo momento, al menos durante una semana, con una intensidad suficiente como para alterar la funcionalidad del paciente. Si la intensidad de los síntomas es menor, se entiende como un episodio de hipomanía.

  • Episodio depresivo

Es la otra cara de la moneda. Se caracteriza por la presencia del humor hacia el polo de la tristeza. El paciente se puede presentar irritable, sin energía, sin disfrute. El pensamiento tiende a estar enlentecido, pesimista, pudiendo presentar  ideas delirantes de culpa, daño o enfermedad. Refiere dificultad para poder conciliar el sueño, hiposexualidad e inhibición de la conducta. Al menos 5 de estos síntomas deben estar presentes por un tiempo superior a dos semanas.

Por lo tanto, no se trata de una persona que se encuentra constantemente con cambios del humor, sino que se trata de episodios con intervalos de normalidad y funcionalidad adecuada.2

Estadísticas

El trastorno bipolar afecta a más de 30 millones de personas en todo el mundo y es una de las 20 primeras causas de incapacidad.3-4 Hasta un 9% de los europeos presentará un trastorno bipolar en algún momento de su vida.5

Esta patología es frecuente tanto en hombres como en mujeres y afecta a personas de cualquier origen social y étnico. El riesgo de sufrir un trastorno bipolar es mayor entre los adultos jóvenes y al menos la mitad de los casos comienzan antes de los 25 años.6

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico es fundamentalmente clínico, explorando la presencia, duración, intensidad e impacto de los síntomas en el día a día del paciente. Hasta ahora no existen estudios sensibles y específicos para diagnosticar esta patología, por lo que la presencia de los síntomas, la duración de los episodios, y el impacto en la vida del paciente le permitirá al médico indicar el plan de tratamiento tanto farmacológico como no farmacológico adecuados. Si bien es un tratamiento también complejo, cada vez contamos con más estrategias y mayores evidencias científicas de su efectividad.6  

Bibliografía

  1. Phillips , ML, Kupfer DJ: Bipolar disorder diagnosis; challenges and future directions. Lancet 2013; 381:1663-71.
  2. National Collaborative Centre for mental Health , Bipolar disorder : The assessment and management of bipolar disorder in adults, children and young people in primary and secondary care (NICE clinical guideline 185), London: national Collaborative Centre for mental health 2014.
  3. Grunze H . Vieta E , Goodwin GM, et al. and the WFSBP Task Force on Treatment Guidelines for Bipolar Disorders. The World Federation of Societies of Biological Psychiatry  (WFSBP) guidelines for the biological treatment of bipolar disorders: update 2012, on the long – term treatment for bipolar disorder . World J Biol Psychiatry 2013. 14: 154-219.
  4. Yatham LN, Kennedy SH, Parikh SV et al. Canadian Network for Mood an Anxiety Treatments (CANMAT) and International Society fo Bipolar Disorders (ISBD) collaborative update of CANMAT guidelines for the management of patients with bipolar disorder . Update 2013 . Bipolar disord 2012: 15:1-44.
  5. Pini S, de Queiroz V, Pagnin D, et al. Prevalence and burden of bipolar disorders in European countries. Eur Neuropsychopharmacol 2005; 15 (4): 425–434.
  6. Goodwin GM, Evidence based guidelines for treating bipolar disorder : revised second edition-recommendations from the British Association for Psychopharmacology. J Psychopharmacol 2009. 23:346-88.
Cookie Policy
Usted está a punto de salir lundbeck.es