Depresión

La depresión es una condición médica grave que se asocia con síntomas tales como la melancolía, la pérdida de energía, la dificultad para concentrarse y los pensamientos suicidas.

Vista general de la depresión
La depresión es una condición médica común que se asocia con una amplia gama de síntomas emocionales y físicos. Estos síntomas pueden tener un gran impacto en la vida cotidiana. Las personas que sufren de depresión pueden no tener control sobre sus estados de ánimo o sentimientos y tienden a sentirse mal casi todo el tiempo. En consecuencia, pueden tener problemas para conservar su trabajo, mantenerse al día con sus estudios y/o mantener su vida familiar y los contactos sociales.

La depresión puede afectar a cualquier persona, pero diversos factores sociales y biológicos pueden aumentar el riesgo de una persona para desarrollar el trastorno. Además, las experiencias estresantes, tales como enfermedad, desempleo o duelo podrían desencadenar la enfermedad en algunas personas.

Síntomas
La depresión afecta a las personas de diferentes maneras, pero es algo más que "sentirse deprimido" por un corto tiempo. Debido a los cambios químicos en el cerebro, las personas con depresión pueden experimentar sentimientos duraderos de tristeza y ansiedad, tienen dolores y quejas sin explicación aparente, y sufren de mala calidad de sueño y/o falta de interés y energía. Estos síntomas pueden persistir durante semanas, meses o años.

En su forma más grave, la depresión puede conducir a pensamientos de suicidio y autolesiones.

Estadísticas
La depresión se encuentra en todo el mundo en personas de todas las edades y de todos los estratos sociales, y tanto en hombres como en mujeres. La depresión aparece típicamente por primera vez en personas de 20 a 25 años de edad.2

Las estimaciones de prevalencia varían ampliamente, pero en la mayoría de los países, del 8 al 12% de las personas experimentarán depresión durante su vida.2

La Organización Mundial de la Salud ahora señala a la depresión como una de las condiciones más debilitantes del mundo, con la depresión grave clasificada en la misma categoría de discapacidad, como el cáncer en etapa terminal.3 La depresión es la carga principal de morbilidad en países de medianos a altos ingresos.3 Un estudio encontró que hasta un 65% de los individuos que sufren de depresión calificaron su condición de ser gravemente incapacitante.4 A pesar de esto, muchas personas con depresión permanecen sin tratamiento.4

Búsqueda del diagnóstico y la atención
Es muy importante para la gente que tiene síntomas de depresión solicite ayuda profesional.

La depresión puede ser diagnosticada por un doctor, quien preguntará acerca de los síntomas, la vida diaria y los antecedes familiares. Puede haber también un examen físico para excluir otras condiciones. Toda vez que se hace el diagnóstico, se recomienda habitualmente una combinación de distintas terapias, incluyendo la medicación, la asesoría, el apoyo social, el ejercicio y las técnicas de auto-ayuda.

El apoyo de amigos o familiares es también una parte muy importante de la terapia en general. Las personas cercanas a la persona deprimida son idóneas para animarlas a buscar ayuda y ofrecer refuerzo positivo una vez que esto esté en su lugar.

 Fuentes
1. American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, fourth edition, text revision, DSM-IV-TR. Washington, DC: 2000.

2. Andrade L, Caraveo-Anduaga JJ, Berglund P, et al. The epidemiology of major depressive episodes: Results from the International Consortium of Psychiatric Epidemiology (ICPE) Surveys. Int J Methods Psychiatr Res 2003; 12(1): 3–21. Erratum in: Int J Methods Psychiatr Res 2003; 12(3): 165.

3. World Health Organization. The Global Burden of Disease: 2004 Update. Available at www.who.int/healthinfo/global_burden_disease/2004_report_update/en/index.html (accessed 6 September 2011).

4. Kessler R, Aguilar-Gaxiola S, Alonso J, et al. The global burden of mental disorders: An update from the WHO World Mental Health (WMH) Surveys. Epidemiol Psychiatr Soc 2009; 18(1): 23–33.

Esta a punto de abandonar www.lundbeck.com.pa