Ansiedad

Los trastornos de ansiedad son una forma común de enfermedad mental, causando con frecuencia angustia y deterioro, y que dan lugar a la reducción de la calidad de vida.

Visión general de la ansiedad

La ansiedad es una respuesta normal al estrés, preocupación o amenaza, pero cuando es muy grave, de larga duración, o fuera de proporción con las circunstancias, se conoce como un trastorno de ansiedad.

Hay varios tipos diferentes de trastornos de ansiedad; por ejemplo: el trastorno de ansiedad generalizada, el trastorno de ansiedad social, el trastorno de pánico y el trastorno obsesivo-compulsivo. Al afectar el estado de ánimo de una persona, pensamientos y conducta, un trastorno de ansiedad puede hacer que sea difícil lidiar con la vida cotidiana en el hogar, en el trabajo o la escuela y cuando se socializa.

Síntomas

Aunque varían entre los individuos, los síntomas típicos de los trastornos de ansiedad son el miedo, la tensión interior, la irritabilidad y la falta de concentración y signos físicos, tales como: sequedad de boca, mareos, tensión muscular, sudoración y palpitaciones - todos los cuales interfieren con la vida diaria. Una persona puede sufrir más de un trastorno de ansiedad al mismo tiempo y, a veces, junto con otros desórdenes del estado de ánimo, tales como: depresión (la tan llamada "co-morbilidad”). La co-ocurrencia de la ansiedad y la depresión es muy común.

  • El trastorno de ansiedad generalizada (TAG, GAD son sus siglas en inglés: Generalised Anxiety Disorder) abarca una ansiedad no específica de que algo no deseable podría suceder. Los síntomas típicos son: la preocupación excesiva e incontrolable, la ansiedad y la tensión, junto con síntomas físicos tales como sequedad de boca, manos sudorosas, sudoración o mareos.

  • El trastorno de ansiedad social (SAD: Social Anxiety Disorder, por sus siglas en inglés) hace que la gente tema o evite situaciones sociales. La persona teme que él o ella vayan a actuar de una manera que sería humillante o embarazosa.

  • El trastorno de pánico se caracteriza por ataques de pánico repentinos relacionados con miedo marcado o nerviosismo. El trastorno de pánico también puede incluir síntomas físicos tales como sudoración, dolor de cabeza, náuseas, palpitaciones o sequedad en la boca.

  • El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC; OCD en inglés: Obsessive–Compulsive Disorder) causa pensamientos repetitivos, molestos y no deseados que se traducen en miedos irracionales (obsesiones), por ejemplo: los asociados con la limpieza, las secreciones del cuerpo o la salud. En respuesta a estos temores, los pacientes también pueden llevar a cabo rituales especiales (compulsiones), incluyendo el lavado persistente, la limpieza, el baño, el control y re-control constantes o mantener una dieta rígida.

Estadísticas

Se ha estimado que afectan a la población general entre el 5% y el 7% de los trastornos de ansiedad, y que hasta el 29% de las personas sufrirán de un trastorno de ansiedad por lo menos una vez durante su vida.1 En 2004, más de 28 millones de personas en todo el mundo tenían trastorno obsesivo-compulsivo y más de 30 millones experimentaron trastorno de pánico.2

Los trastornos de ansiedad afectan a hombres y mujeres de todo el mundo, pero la carga de la enfermedad es mayor en las mujeres que en los hombres.3

En búsqueda de diagnóstico y atención

Hay muchos tratamientos disponibles para manejar eficazmente los trastornos de ansiedad y es importante el apoyo personal de familiares y amigos en todas las etapas.

Durante una cita médica, el médico diagnosticará los trastornos de ansiedad, haciendo preguntas acerca de los síntomas, la vida cotidiana y los antecedentes familiares. También puede haber un examen físico para excluir otras condiciones. Si un trastorno de ansiedad se confirma, se considerarán entonces las opciones de tratamiento, incluyendo los medicamentos, el asesoramiento, el apoyo social, el ejercicio, la relajación y técnicas de auto-ayuda.

En todos los casos, es importante solicitar asesoramiento profesional.

Fuentes

  1. Baldwin, D.S. and Hirschfeld, R. M. A. (2005). Fast Facts: Depression, 2nd edn. Health Press, Oxford, UK.
  2. World Health Organization (2004). Prevalence for Selected Causes in WHO Regions, 2004. http://www.who.int/healthinfo/global_burden_disease/PREV6%202004.xls. Accessed 16/09/11.
  3. World Health Organization (2004). The Global Burden of Disease. 2004 Update. www.who.int/healthinfo/global_burden_disease/2004_report_update/en/index.html  Accessed 16/09/11.
Esta a punto de abandonar www.lundbeck.com.mx