Psicosis

Las psicosis son patologías mentales, en las que la persona puede perder el contacto con la realidad y presentar síntomas, como por ejemplo alucinaciones y delirios. También puede mostrar cambios de la personalidad y la conducta, y alteraciones del humor.

El trastorno bipolar I es una enfermedad psiquiátrica crónica y debilitante, caracterizada por episodios repetidos de manía y de depresión, o por una mezcla de ambos.

Introducción al Trastorno bipolar I

El trastorno bipolar I es un subtipo de trastorno bipolar – una enfermedad mental grave, anteriormente conocida como psicosis maníaco-depresiva. Se caracteriza por periodos de alteración del humor, que puede ser maníaco, depresivo o mixto (es decir alternancia rápida entre la manía y la depresión). Estos estados de ánimo intensos frecuentemente conllevan problemas en el funcionamiento cotidiano, relaciones personales ruinosas e intentos de suicidio. El primer episodio maníaco, necesario para diagnosticar un trastorno bipolar I, suele ir precedido por uno o más episodios depresivos.

No se ha identificado una causa clara del trastorno bipolar, pero se cree que intervienen factores biológicos, psicológicos y sociales, que causan cambios químicos a nivel cerebral.

Síntomas

Las personas con trastorno bipolar I pueden presentar estados emocionales inusualmente intensos que aparecen en diferentes periodos y se conocen como "episodios".

Un estado de ánimo excesivamente alegre o de hiperexcitación se conoce como un episodio maníaco y está asociado con un aumento de energía y actividad, siendo una característica que define el trastorno bipolar I.1 Los síntomas incluyen autoestima excesiva y cascadas de ideas, menor necesidad de sueño, hablar en exceso y tendencia a la impulsividad y las conductas temerarias.

Los episodios maníacos pueden alternarse con episodios prolongados de depresión, durante los cuales aparece un humor depresivo y menor energía y actividad. También pueden producirse episodios "mixtos", cuando la manía y la depresión ocurren en un mismo día, con rápidos cambios de ciclo entre estados.

Estadísticas

El trastorno bipolar afecta a más de 30 millones de personas en todo el mundo y es una de las 20 primeras causas de incapacidad.2 Hasta un 2% de los europeos presentarán un trastorno bipolar en algún momento de sus vidas y, aproximadamente la mitad, padecerán un trastorno bipolar I.

El trastorno bipolar I es tan frecuente en hombres como en mujeres y afecta a personas de todos los orígenes social y étnicos.3 El riesgo de sufrir un trastorno bipolar es más alto entre los adultos jóvenes y al menos la mitad de los casos comienzan antes de los 25 años.

Las personas con trastorno bipolar I tienen un riesgo especial de desarrollar otras enfermedades al mismo tiempo (las llamadas "comorbilidades"). La reciente World Mental Health Survey Initiative3 de la Organización Mundial de la Salud indicó que dos tercios de las personas con trastorno bipolar sufrían también trastornos de ansiedad y más de un tercio presentaban un trastorno por abuso de sustancias. A pesar de estos graves efectos, menos de la mitad de las personas con trastorno bipolar reciben tratamiento para su enfermedad.
 
Diagnóstico y tratamiento


No existe cura para el trastorno bipolar I aunque, con un tratamiento efectivo, la mayoría de personas pueden controlar mejor los cambios de humor y los síntomas relacionados.

El médico diagnostica de trastorno bipolar pidiendo al paciente que describa los síntomas. El tratamiento del trastorno bipolar I debe conseguir tratar con efectividad ambos tipos de episodio, maníacos y depresivos, así como el humor mixto y los cambios de ciclo rápidos. También es importante prevenir la recurrencia de los episodios. El tratamiento del trastorno bipolar I suele incluir medicación y una intervención psicosocial, como por ejemplo la terapia cognitiva.

El trastorno bipolar I es una enfermedad mental grave en la que es esencial la intervención de un profesional para enfocar la enfermedad.

Bibliografía

1. American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fourth Edition, Text Revision, DSM-IV-TR. Washington, DC: 2000.

2. World Health Organisation. The global burden of disease. 2004 update. www.who.int/healthinfo/global_burden_disease/2004_report_update/en/index.html. Accessed 06/09/11.

3. Merikangas KR, Jin R, He JP, et al. Prevalence and correlates of bipolar spectrum disorder in the world mental health survey initiative. Arch Gen Psychiatry 2011; 68 (3): 241–251.

4. Pini S, de Queiroz V, Pagnin D, et al. Prevalence and burden of bipolar disorders in European countries. Eur Neuropsychopharmacol 2005; 15 (4): 425–434.

5. Kessler RC, Berglund P, Demler O, et al. Lifetime prevalence and age-of-onset distributions of DSM-IV disorders in the National Co-morbidity Survey Replication. Arch Gen Psychiatry 2005; 62 (6): 593–602.

Está a punto de abandonar www.lundbeck.com.co