1915-1925

Los primeros años

1915-1925

El 14 de agosto de 1915, Hans Lundbeck fundó una compañía en Copenhague. La primera empleada que contrató, una joven señorita que había sido la multicampeona danesa de dactilografía, se convirtió tiempo después en su esposa y fundadora de la Fundación Lundbeck.

La empresa se ocupaba de una gran variedad de cosas, desde maquinaria, galletas, confitería, edulcorantes, equipos de cine, cámaras y papel fotográfico y aluminio, hasta del alquiler de aspiradoras.

Hans Lundbeck (1885-1943).

Grete Lundbeck (1900-1965).

Eduard Goldschmidt fue contratado en 1924, llevando a la compañía su experiencia y un número de nuevos contratos farmacéuticos: supositorios, analgésicos, etc.. Además se agregaron colonias y cremas a la cartera de productos.

Eduard Goldschmidt (1901-1950).

¿Sabía usted?

Las víctimas de la I Guerra Mundial proveyeron a los neurólogos con una oportunidad única de investigación. Observando los problemas físicos y psicológicos causados por las heridas de la guerra, los neurólogos tuvieron la oportunidad de conectar ciertas áreas del sistema nervioso central con habilidades específicas. En 1917, Julius Wagner Ritter von Jauregg describió el primer tratamiento psiquiátrico cuando descubrió la inoculación de malaria como tratamiento para la demencia con parálisis. En 1920, Otto Loewi realizó el primer experimento probando que la neurotransmisión era un proceso químico. En 1922 los pacientes con esquizofrenia eran tratados con Somnifen. Los pacientes recibían grandes dosis de ese barbitúrico que los hacía dormir casi todo el día por periodos de dos o tres semanas.

Nuestras propias facilidades de producción

1926-1935

Durante sus primeros años, el negocio fue operado como una empresa comercial, pero, desde mediados de los años veinte, los productos farmacéuticos se agregaron a su gama de productos.

En 1933, Lundbeck venció productos químicos por el monto de DKK 42,000, mientras otros productos del portfolio fueron convirtiéndose en más insignificantes.

En la década de 1930, Lundbeck comenzó la producción y envasado de productos farmacéuticos en Dinamarca. El creciente volumen de producción creó la necesidad de más espacio y más empleados. Entonces, Lundbeck se embarcó en ese viaje de crecimiento.

En 1927, Lundbeck se mudó a un nuevo y más espacioso edificio en el centro de Copenhague.

¿Sabía usted?

En 1929, Hans Berger demostró el primer electroencefalograma humano, un instrumento para medir y grabar la actividad eléctrica del cerebro. El invento de Berger es utilizado de rutina en la actualidad como un test de diagnóstico en neurología y psiquiatría y como una herramienta habitual en la investigación del cerebro. En 1933, Manfred Sakel reportó sus descubrimientos sobre el uso del shock de insulina en pacientes esquizofrénicos, en la ciudad de Berlín, Alemania. Se encontraban en desarrollo tratamientos somáticos para las enfermedades mentales como la terapia electroconvulsiva y la psicocirugía. Estos tratamientos estaban basados en el modelo biológico de patología mental que asume la enfermedad mental como un resultado de un desbalance biológico en el cuerpo y que puede ser comparado con las enfermedades físicas. Durante los años 30, junto a su colega Herbert Jastpe, Wilder Penfield inventó el proceso Montreal a través del cual trataba a los pacientes con epilepsia severa, destruyendo células nerviosas en el cerebro donde se originaban las crisis epilépticas. Antes de operar, él estimulaba el cerebro eléctricamente mientras que los pacientes estaban consientes en la mesa de operación (sólo bajo anestesia local), y observaba sus respuestas. De esa manera él podía localizar más precisamente las áreas del cerebro responsables, reduciendo los efectos adversos de la cirugía. Este procedimiento es todavía utilizado con éxito hoy en día.

El primer producto original

1936-1945

En 1937, Lundbeck contrató a su primer empleado científico, el farmacéutico Oluf Hübner, a quien sumó junto a sus productos farmacéuticos e inició los primeros diálogos engre Lundbeck y los físicos.

También en 1937, junto con el instituto biológico y el Carlsberg Foundation, Lundbeck desarrolló su primer producto original llamado Epicutan®, para la curación de heridas. El éxito de ese product le dio a Lundbeck ambición internacional y la confianza de continuar buscando nuevas oportunidades, algo que caracteriza a la compañía hasta la actualidad. Para asegurar la suficiente capacidad de producción, la empresa se trasladó a las afueras de Copenhague de Valby en 1939, donde se encuentra la sede de Lundbeck hoy. Liderados por Oluf Hübner, Lundbeck estableció su primera instalación de investigación química, proveyendo las necesidades para desarrollar Lucosil®, un product enfocado en tartar las infrecciones urinarias. El total de empleados para entonces era de 45.

P.V. Petersen (1920-1988).

La planta, Ottiliavej 7, Valby, Dinamarca.

Hans Lundbeck murió en 1943, y Poul Viggo Petersen fue empleado para construir la investigación farmacéutica de Lundbeck. P.V. Petersen viajó a Alemania en 1946 y trajo un fuerte analgésico que Lundbeck desarrolló aún más, Ketogan®, que era el doble de potente que la morfina. Las ventas de Ketogan® llevaron a Lundbeck a un Nuevo período de fuerte crecimiento, en el cual los mercados internacionales terminaron siendo más importantes que el plano local.

¿Sabía usted?

En 1935, Egas Moniz, un neurólogo portugués, realizó la primera lobotomía. En los años siguientes, Walter Freeman y James W. Watts las hicieron en Estados Unidos. El propósito de las lobotomías fue calmar a los pacientes con violencia incontrolable, y fueron exitosos. Sin embargo además de un 25% de porcentaje de muertes, las lobotomías resultaron en pacientes que no podían controlar sus impulsos, eran artificialmente calmos y exhibían una ausencia total de sentimiento. El uso de esta práctica disminuyo con la introducción de drogas psicoactivas. En 1949, Egas Monix recibió el premio Nobel por su trabajo. En 1936 los médicos Italianos Ugo Cerletti y Lucio Bini, administraron por primera vez una terapia de shock utilizando electricidad a un paciente esquizofrénico con buenos resultados. Este tratamiento pronto se volvió general y fue usado frecuentemente. Este tratamiento sigue siendo hoy utilizado con éxito aunque con algunos cambios.

Intensificando la investigación en neurociencia

1946-1955

Durante los años siguientes a la II Guerra Mundial, Lundbeck intensificó su investigación, poniendo la piedra fundacional al desarrollar los fármacos que más tarde harían a Lundbeck famoso en todo el mundo.

A comienzos de la década del 50, Lundbeck contaba con 180 empleados.

Lundbeck empleó a su propio investigador en microbiología, Ladislaus Szabo, que ayudó a descubrir los primeros antibióticos de la empresa, Tyrosolvin y Tyrosolvetter, en los primeros años de la década del 50. El portfolio de antibióticos de Lundbeck tuvo un fuerte crecimiento en Estados uniods y otros mercados internacionales.

En 1954, la viuda del fundador de Lundbeck estableció la Fundación Lundbeck con el propósito de asegurar y ampliar las operaciones de negocios de la compañía, así como para proporcionar apoyo financiero para, principalmente, objetivos científicos y la lucha contra las enfermedades. En 1954, Lundbeck dio los primeros pasos en el mundo de los tratamientos psiquiatricos con un permiso para vender Lacumin®, descubierto por la compatía farmacéutica germana Chemishe Fabrik Promonta.

Desafortunadamente, Lacumin® jamás llegó a tener buena venta, pero despertó el interés de Lundbeck en investigar en farmacéuticos para los tratamientos de enfermedades psiquiátricas.

En 1950, Lundbeck se convirtió en una compañía con un capital de 1 millón de Coronas Danesas.

¿Sabía usted?

Walter Rudolf Hess, un psicólogo suizo, gano el premio Nobel en 1949 por lograr mapear las áreas del cerebro involucradas en el control de los órganos internos. Hess uso técnicas de estimulación cerebral que fueron desarrolladas en la década de 1920, usando electrodos para estimular el cerebro en regiones anatómicas específicas. Esto permitió realizar mapas con las regiones del cerebro que generaba respuestas psicológicas específicas. Al estimular el hipotálamo, él pudo inducir comportamientos desde excitación a apatía, dependiendo de la región que fuera estimulada. También el 1949, un psiquiatra Australiano, JFJ Cade, introdujo la droga psicotrópica Litio, y la dio comienzo a la era de la psicofarmacología. Una serie de antipsicóticos fue desarrollada con éxito e introducidos en los años 50 que si bien no curaban la psicosis, lograron controlar los síntomas. En 1952, fue introducida la clorpromazina como la primera medicación antipsicótica descubierta en Francia.

El primer antipsicótico

1956-1965

En 1959, Lundbeck lanzó Truxal®, uno de los primeros antipsicóticos del mundo, que entre los años 60 y los años 70 se convirtió en el producto más vendido de Lundbeck. Una nueva era en antipsicóticos había comenzado.

El exito de Lundbeck Truxal ® para el tratamiento de la esquizofrenia aumentó la necesidad de capacidad de producción adicional. En 1961, Lundbeck compró una antigua lechería en Lumsås, Dinamarca y pronto comenzó la producción de compuestos activos.

Hombres trabajando en el edificio en Lumsås.

Valby site – entrada principal antes de 1964.

A comienzos de la década del 60, Lundbeck lanzó el antidepresivo Saroten®. Esto marcó el comienzo del interés de la empresa en antidepresivos, que más tarde guiaría al descubrimiento del citalopram, y el desarrollo de Cipramil®.

¿Sabía usted?

La imipramina fue el primer antidepresivo tricíclico desarrollado en los años 50. En septiembre de 1958, en el congreso internacional de neuropsicofarmacología de Roma, el doctor Freyhan de la universidad de Pensilvania, Estados Unidos, fue uno de los primeros clínicos en discutir los efectos de la imipramina en un grupo de 46 pacientes, la mayoría diagnosticados con psicosis depresiva. Los pacientes fueron elegidos para este estudio, basados en síntomas como apatía depresiva, retardo kinetico y sentimientos de desesperanza.

Creciendo globalmente

1966-1975

Entre 1960 y 1970, el número de empleados se duplicó a 680, de los cuales aproximadamente 100 fueron empleados en el extranjero. Lundbeck se estaba convirtiendo en una compañía internacional. La empresa abrió nuevas oficinas en Nueva York y Paris y, en 1972, se estableció en Luton, en el Reino Unido.

Olaf Hübner, una de las personas más importantes en la constante investigación y desarrollo de Lundbeck durante más de 30 años.

Olaf Hübner, una de las personas más importantes en la constante investigación y desarrollo de Lundbeck, expandió sus actividades de viaje en la década del 60, cuando, después de un viaje a Canadá y Estados Unidos, se detuvo en Japón para iniciar relaciones con científicos japoneses y compañías farmacéuticas niponas.

Como resultado de los contactos establecidos por Olaf Hübner y el propósito de promocionar los productos originales de Lundbeck, además de conseguir las licencias para desarrollar nuevos compuestos, Lundbeck abrió su primera oficina en Tokio, en 1969.

La compañía abrió nuevas oficinas en Nueva York y Paris y, en 1972, se estableció en Luton, en el Reino Unido.

En 1971, el 80% de las ventas de Lundbeck eran generas en el exterior. En el siguiente año comercial se duplicó el volumen exportado.

¿Sabía usted?

Durante los años 70, el desarrollo de nuevas tecnologías de escaneo rápidamente permitió a los médicos e investigadores a tener una mejor visión del cerebro sin tener que abrir el cráneo. En 1972, G.N. Hounsfield produjo el primer prototipo de un tomógrafo axial computarizado. Raymond Damadian, creo el primer resonador magnético por imágenes, mientras investigaba las propiedades analíticas de la resonancia magnética. En 1974, M.E.Phelps, E.J. Hoffman y M.M. Ter Pogossian desarrollaron el primer scanner PET, una máquina que brinda una información visual de la actividad del cerebro. Los médicos utilizaron el PET para monitorear cosas como la corriente sanguínea y el oxígeno utilizado por el cerebro.

Centrándose en las enfermedades cerebrales

1976-1985

Después de 60 años de crecimiento y desarrollo basado en una gran cantidad de productos, Lundbeck decide a fines de los años 70 enfocarse en el desarrollo y la comercialización de productos farmacéuticos.

Para fines de la década del 80, Lundbeck intensificó su foco y estrategia comercial. En el futuro, Lundbeck dedicaría todos sus esfuerzos en la búsqueda, el desarrollo, la manufactura y la comercialización de productos farmacéuticos enfocados en el tratamiento de las enfermedades cerebrales.

En los años 80s, Lundbeck comenzó a concentrarse en el desarrollo de su posición en el SNC (Sistema Nervioso Central).

Cipramil® en 70 países

1986-1995

Lundbeck se expandió rápidamente en los años 90, debido al éxito de Cipramil®, que fue registrado en más de 70 países para el tratamiento de la depresión y la ansiedad.

Klaus Bøgesø y su equipo detrás del desarrollo de escitalopram.

Para el 75 aniversario de la compañía, en 1990, los ingresos ascendieron a 0,5 millones de coronas danesas y 8 filiales se habían establecido. Había 739 empleados, 189 de los cuales fueron empleados en el extranjero.

La molécula escitalopram.

¿Sabía usted?

En los comienzos de los años 90, el presidente de los Estados Unidos, George Bush, declaró a esa época como “la década del cerebro”, enfatizando el foco político que las enfermedades relacionadas con el cerebro comenzaron a tener. En 1993, el gen responsable de la enfermedad de Huntington fue finalmente identificado. En 1994, Alfred G. Gilman y Martin Rodbell compartieron el premio Nobel por el descubrimiento de un grupo de células de proteína humanas llamadas receptores de Proteina G, y su rol en la señal de transducción. Debido a su relevancia fisiológica y pato fisiológica, los receptores de proteína G se convirtieron en el objetivo para una gran cantidad de medicinas modernas. En 1995, fue demostrada la primera intervención efectiva sobre un Stroke en progreso por el doctor John R. Marler y sus colegas.

Cipralex® hace crecer el negocio

1996-2005

Para asegurar su éxito continuo, Lundbeck intensificó sus actividades de investigación y comenzó en la concesión de licencias de medicamentos de otras compañías farmacéuticas. Esto le permitió a Lundbeck lanzar nuevos medicamentos cuando las licencias de otras drogas caducaban.

La compañía de Hans Lundbeck finalmente ingresó en otro nivel cuando sus acciones comenzaron a cotizarse en la Bolsa de Copenhague (KFX), en junio de 1999. El anuncio le dio acceso a Lundbeck a un nuevo capital en caso de querer comprar más filiales, de las cuales había 30 en el 2000. La compañía se hizo más visible, no sólo poniendo más responsabilidad en la gestión, sino también proporcionando un nuevo método de recompensa de sus empleados con acciones en la empresa. Cipralex® / Lexapro® se lanzó en 2002 y está disponible en cerca de 100 países de todo el mundo, siendo el producto más exitoso de Lundbeck.

Lundbeck estableció el Instituto Lundbeck en 1997 para ayudar a reducir la carga mundial de enfermedad cerebral mediante la educación de profesionales de la salud en todo el mundo.

Recepción en el día de la cotización en la Bolsa de Copenhague (KFX) en 1999.

En 2003, Lundbeck adquirió la empresa de investigación con sede en EEUU, Synaptic, estableciendo así una unidad de investigación clave en los EE.UU.. El interés en adquirir más conocimientos sobre el grupo de proteínas G acopladas a proteínas fue parte de la razón detrás de la adquisición de Synaptic, que se especializó en esta área.

Viaje de crecimiento estratégico

2006-2015

En 2008, Lundbeck se embarcó en un nuevo viaje estratégico de crecimiento, pasando de una empresa principalmente europea a una empresa global, con la expansión a nuevos mercados internacionales.

A finales de 2013, Lundbeck tenía aproximadamente 6.000 empleados en 57 países.

En 2009, Lundbeck adquirió Ovation Pharmaceuticals, Inc., estableciendo propia plataforma comercial de Lundbeck en los EE.UU., el mayor mercado del mundo para los productos farmacéuticos. Lundbeck también adquirió Elaiapharm en Francia, incrementando la capacidad de producción de la empresa. Sabril ® fue lanzado en los Estados Unidos para el tratamiento de la epilepsia.

Abilify Maintena® fue lanzado en los EE.UU. para el tratamiento de la esquizofrenia en 2013.

En 2011, Lundbeck lanzó Saphris ® / Sycrest ® para el tratamiento de la esquizofrenia y el trastorno bipolar. Por otra parte, se ha establecido un nuevo centro de investigación en China y se realizó un acuerdo histórico con la empresa japonesa Otsuka Pharmaceutical Co., Ltd. para desarrollar medicamentos innovadores para el tratamiento de trastornos psiquiátricos. Se logró que los pacientes que sufren de síndrome de Lennox-Gastaut en los Estados Unidos tuvieran acceso a una nueva opción de tratamiento, con el lanzamiento de Onfi®. A finales de 2013, Lundbeck tenía aproximadamente 6.000 empleados en 57 países.

En 2014, Brintellix® fue lanzado en los EE.UU. y en algunos mercados europeos e internacionales para el tratamiento de la depresión.

En 2013, Lundbeck dio sus primeros pasos en una nueva área, con el lanzamiento de Selincro ® en Europa para el tratamiento de la dependencia del alcohol. En 2014, Lundbeck amplió su presencia en el mercado de los EE.UU. con la adquisición de Chelsea Terapeutics y el compuesto Northera® para el tratamiento de la hipotensión ortostática neurogénica sintomática (NOH). Así como a Lundbeck le llevó 75 años llegar a su primer medio millones de dólares de ganancias, en cuarto de siglo siguiente, la compañía creció 30 veces y alcanzó una facturación de aproximadamente 13,5 mil millones de coronas danesas (2,25 mil millones de dólares) en el centésimo aniversario de Lundbeck, en 2015.

¿Sabía usted?

En 2013, Ernst Bamberg y colaboradores, ganaros el premio “Cerebro” de Grete Lundbeck European Brain Research Foundation, por su intervención y refinamiento de la opto-genética. Esta técnica revolucionaria permite especificar genéticamente poblaciones de neuronas que pueden ser activadas o desactivadas mediante un haz de luz, ofreciendo no solo la posibilidad de descubrir las características normales y anormales del circuito neuronal, sino también nuevos aportes en el tratamiento de enfermedades mentales.

Hitos de productos

Durante el siglo pasado, Lundbeck se ha dedicado a la investigación, desarrollo, producción, comercialización y venta de productos farmacéuticos en todo el mundo. Hoy en día, nuestros productos principales tratan la depresión / ansiedad, la esquizofrenia, el alcoholismo, el trastorno bipolar I, la epilepsia, la enfermedad de Huntington, el Alzheimer y el Parkinson enfermedades y la hipotensión ortostática neurogénica sintomática (NOH).

1937

Epicutan®

primer fármaco original del Lundbeck para la cicatrización de las heridas, se puso en marcha.

1940

Lucosil®

se lanzó para el tratamiento de infecciones del tracto urinario.

1952

Ketogan®

es lanzado para el tratamiento de dolor agudo.

1959

Truxal®

es lanzado para el tratamiento de la esquizofrenia.

1989

Cipramil®

es lanzado para el tratamiento de la depresión.

1996

Serdolect®

es lanzado para el tratamiento de la esquizofrenia.

2002

Cipralex®/Lexapro®

se lanzó para el tratamiento de la depresión / ansiedad.

2003

Azilect®

es lanzado para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson.

Ebixa®

es lanzado para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.

2008

Xenazine®

es lanzado para el tratamiento de la corea asociada con la enfermedad de Huntington.

2009

Sabril®

es lanzado para el tratamiento de la epilepsia.

2011

Saphris®/Sycrest®

se lanzó para el tratamiento de la esquizofrenia y los episodios maníacos asociados con el trastorno bipolar.

2012

Onfi®

se lanza para el tratamiento del síndrome de Lennox-Gastaut (epilepsia).

2013

Abilify Maintena®

se lanzó para el tratamiento de la esquizofrenia.

Selincro®

se lanzó para el tratamiento de la dependencia del alcohol.

2014

Brintellix®

es lanzado para el tratamiento de la depresión.

Northera®

es lanzado para el tratamiento de la hipotensión ortostática neurogénica sintomática (NOH).

Está a punto de abandonar www.lundbeck.com.ar